Diario de la FeMPINRA

“La militancia sindical en el ámbito laboral”, encuentro de la Juventud Sindical de la FeMPINRA

Por Redacción

En un contexto de crisis que amerita una reflexión profunda sobre el modelo de país y las relaciones de trabajo,  la Juventud Sindical de la Federación Marítima, Portuaria, y de la Industria Naval organizó el conversatorio “La Militancia Sindical en el Ámbito Laboral”, que tuvo como eje articulador el papel que desarrollan delegados y referentes sindicales en la cotidianidad del ámbito laboral. El encuentro se llevó adelante bajo la modalidad videoconferencia el último sábado.

En ese contexto, Santiago Rey, delegado de la Asociación Argentina de Empleados de la Marina Mercante en Exolgan, explicó: “La cuestión permanente de los delegados y de los compañeros es  construir el tejido social de los trabajadores, un trabajador al lado de otro trabajador. Que ese tejido social sea cada vez más grande, que ese tejido sea cada vez más sólido, porque la lógica de la relación de fuerza del poder que tiene una empresa sobre los trabajadores es abismal”. 

 

Asimismo el representante gremial enfatizó  “la única manera que los trabajadores podemos, de alguna manera, mitigar esa diferencia que existe, esa brecha que existe de poder es organizándonos y esa organización se da a través del Sindicato”. 

Rey se interrogó  “¿Que será de la función  del delegado sindical, con todo esto del teletrabajo, de estas nuevas tecnologías, donde se están automatizando sectores, que de alguna manera nos están remplazando por tecnología?” y agregó “decíamos, vamos a tener que laburar sobre eso, vamos a tener que ver de qué manera encaramos esto”.

“Es una inquietud de la Juventud que hay que trasladarla orgánicamente hacia las distintas organizaciones sindicales y ver cómo podemos discutir esto que se nos vino. Porque pareciera ser que hoy la lógica o la que se viene, es la lógica del mercado, donde la salida a esta situación propone que sea individual, nunca colectiva”, destacó Rey.

 

Desde otro ángulo, Javier Kryskow, representante del Sindicato de Encargados, Apuntadores Marítimos y Afines, contó su experiencia personal en torno a la práctica gremial: “Empecé a militar en el SEAMARA cuando tuve un conflicto con la empresa por temas de horario de trabajo, querían extender la jornada laboral de 9 a 10 horas diarias”. 

En tal sentido el representante de los trabajadores apuntadores indicó que “por suerte ese conflicto duro pocos días, lo pudimos resolver con excelentes resultado para los trabajadores y todo volvió a la normalidad. Después yo me fui involucrando, seguí con la categorización de los apuntadores, que no todos estaban encuadrados, al día de hoy capa puesto de apuntador está cubierto por un apuntador”.

Durante el encuentro, los jóvenes de la FeMPINRA, recordaron hechos que fueron marcando el camino de la resistencia y la lucha: Astillero Río Santiago; la Carpa de la Dignidad Portuaria y la lucha que continúa hasta estos días por la reincorporación de 23 trabajadores del Astillero Tandanor.

 

 

 

 

25/08/2020

Subir