CGT

La CGT rechazó el 25 % de aumento para el Salario Mínimo Vital y Móvil y el Gobierno apeló al autoritarismo del decreto.

cgt-1024x586

La Confederación General del Trabajo rechazó la oferta del 25 % para la suba del Salario Mínimo Vital y Móvil y exigió un básico acorde con la Canasta Básica medida por el INDEC, de diecinueve mil pesos. Ante el reclamo de la CGT y frente al fracaso de la mesa de negociación del Consejo del Salario, el Gobierno impondrá el aumento por decreto y en cuatro tramos.

Según lo dispuesto, de manera unilateral, por el Ejecutivo se dispondrá un tramo del 7 % durante el mes de septiembre, un 6 % a partir de diciembre, otro 6 % a partir de marzo de 2019 y un 6 % más en el mes de junio del año entrante. De esta manera el Salario Mínimo Vital y Móvil pasará de los actuales 10.000 pesos a 12.500 pesos en diez meses.

La CGT expresó que “el Salario Mínimo Vital y Móvil, es un concepto social con un profundo sentido reparador e igualador de la sociedad, que no puede medirse y actualizarse teniendo en cuenta sólo las variables económicas del país”. 

“La inflación es solo un índice que mide el crecimiento de los precios relativos de la economía sin establecer el efecto que  cada uno de ellos tiene sobre la vida de la población más vulnerable”, indicaron desde la Central Obrera.

Desde la CGT enfatizaron: “A la hora de establecer el valor de los combustibles o las tarifas de los servicios públicos no se ponderaron los aumentos de los ingresos de los hogares, ni el índice general de precios al consumidor sino se buscó alcanzar el valor real en la economía de los mismos con independencia de su impacto social”. 

La CGT concluyó que “el valor actual del Salario Mínimo Vital y Móvil no puede ser inferior a la Canasta Básica Total medida por el INDEC. Por ello reclamamos que el nuevo calor del Salario Mínimo se establezca en diecinueve 19.600 pesos”. 

Subir