Producciones AGN

CGT y Movimientos Sociales, por el camino de la esperanza.

38658480_272764363317576_3892979634362384384_n

*Por Redacción

Más de 200 mil trabajadores de la economía popular se movilizaron, el pasado 7 de agosto, desde Liniers a Plaza de Mayo en el marco de la tradicional marcha de San Cayetano por Pan, Paz, Techo, Tierra y Trabajo. Junto a los Movimiento Sociales se movilizaron la CGT y ambas CTA lo que ratificó la unidad en acción del Movimiento Obrero en su conjunto.

Lo sectores que componen el amplio margen de los Movimientos Populares reclamaron el tratamiento de los cinco proyectos de ley que presentaron a principio de año en el Congreso de La Nación. En tanto la CGT ratificó su compromiso de inclusión y acompañamiento con los trabajadores de la economía informal. En ese contexto, a la marcha histórica, se sumaron desde la Juventud Sindical hasta dirigentes políticos como Felipe Solá.

Entre los oradores que confluyeron en el escenario se destacaron los discursos de Juan Carlos Schmid uno de los conductores de la CGT y Esteban “Gringo” Castro titular de la CTEP. El referente de la Confederación General del Trabajo destacó que su agradecimiento  “en esta fecha tan sentida para la creencia popular como la es la de San Cayetano  con Paz, Pan y Trabajo”. 

“Paz, compañeros, que sólo puede ser fruto de la justicia social. Trabajo para que todos los hombres y mujeres, que se han dado cita en éste lugar, tengan la dignidad como personas y puedan parar la olla en su hogar. Sólo el trabajo y el pan dignifican a la familia. Mi presencia acá obedece, pura y sencillamente, para reiterar nuestro compromiso con todos los Movimientos Populares, para que una vez por todas construyamos una Argentina con Justicia Social”, subrayó Schmid.

Estaban Castro expresó: ” Este es un tiempo para sembrar. Cuando hacemos todas estas cosas estamos sembrando amor por los pibes y las pibas en Argentina. Cuando peleamos el 29 de noviembre, el 6 de diciembre, el 13 de diciembre, el 14 y el 18 estamos brindando amor por nuestros abuelos. Cuando hacemos el trabajo central, que para nosotros es lograr que los pibes no esperen entrar en la droga, que no se lastimen ellos mismos, ni que lastimen a otros, también estamos sembrando”.

El referente de la CTEP destacó que “estamos bastante cerca del tiempo en el que vamos a cosechar la victoria.  A fines de noviembre va a caer, con toda su poderío el G 20. Les pido, compañeras y compañeros, de esta misma movilización que nos acompañen. Al G 20 no le tiene que salir barato venir a la Argentina y eso es lo que vamos a hacer, así se construye la victoria”. 

Avanzada la tarde sobre la ciudad la desconcentración fue tan en paz como la concentración. Familias de trabajadores su aunaron bajo el mismo cobijo: La unidad en la lucha, como continuidad del plan de lucha iniciado hace varios meses, cuando desde la CGT se pensó en la construcción del paro nacional del 25 de junio, que representó un gran triunfo para la clase trabajadora.

La imponente movilización fue niguneada por los medios tradicionales que impulsan debates de segundo orden para ocultar la crisis producida por el régimen neolilberal. Los cómplices del saqueo intentaron acallar las voces que tronaron en la calle pero como se sabe, la realidad suele ser más poderosa que la ficción mediática.

 

 

DSC_0606DSC_0552DSC_0578DSC_0635

Subir