Gremiales institucionales

Luego de 116 días de lucha los trabajadores Télam lograron la reincorporación de los despedidos y suspenden la medida de fuerza.

Tras el fallo de la Justicia Laboral, que ordenó la reincorporación de los despidos, los trabajadores de Télam decidieron suspender la medida de fuerza luego de 116 días de lucha. En el mismo sentido se decidió mantener el estado de asamblea permanente “hasta que las autoridades del gobierno se dispongan a consensuar el proceso de normalización de la agencia tras el fracasado plan de Hernán Lombardi y Rodolfo Pousá para desmantelar uno de los medios bajo gestión estatal”.

“Más allá de las más de 260 reincorporaciones ordenadas por la Justicia, el cuadro continúa siendo complejo en la medida de que no hay claridad sobre quiénes son a esta altura los funcionarios responsables de la empresa ni de qué manera se disponen a interactuar con los 878 trabajadores de la agencia”, indicaron fuentes gremiales.

El juez Ricardo Tatarsky decidió este jueves las 138 reincorporaciones que se suman a otros fallos previos. Del mismo modo, el magistrado, descalificó el plan de ajuste cimentado por Lombari y Pousá el pasado 26 de junio. Desde SIPREBA precisaron que  “una vez notificada la sentencia, desde las 00.00 del lunes, los trabajadores suspenderán la medida de fuerza. La permanencia en los edificios de Belgrano 347 y Bolívar 531 fue levantada de inmediato en una Asamblea General realizada este mediodía”.

Desde la Comisión Interna de Télam afirmaron que aun  “queda un grupo de trabajadores por reincorporar, se exige la devolución de los descuentos salariales operados durante el paro y la apertura de una mesa de diálogo para discutir la normalización del trabajo y la paritaria, y el retiro de todas las acciones judiciales que el gobierno montó contra los delegados gremiales, entre tantas cuestiones pendientes”.

“La suspensión del paro implica que desde el lunes los trabajadores de Télam estarán a disposición para cumplir con sus contratos de trabajo de acuerdo a sus categorías profesionales y los estándares propios de una agencia pública. En sus lugares de trabajo, no en forma remota, ni en Tecnópolis ni a través de medios informales como han sugerido los “cuadros periodísticos” de la gestión. Somos profesionales. No participamos de papelones periodísticos”,  añadieron los representantes gremiales.

Los trabajadores reclamaron la presencia de las autoridades en el edificio, como primer paso para la normalización de la Agencia:   “A partir de ese hecho, la constitución de una mesa de diálogo, trabajo e intercambio, que reconozca el fracaso de las políticas adoptadas hasta ahora y asegure el cumplimiento de los fallos judiciales. Es el prólogo elemental a la puesta en funcionamiento efectiva del servicio informativo y publicitario”.

Los voceros sindicales concluyeron : “Los trabajadores de Télam sostuvimos 116 días de lucha en defensa de la agencia pública. Reclamamos que la agencia se convierta en una empresa pública no gubernamental, plural, transparente, federal, que se instituya en un garante de la libertad de expresión. Ojalá los funcionarios no se conviertan, otra vez, en el principal obstáculo en esa misión. Los trabajadores velaremos por su cumplimiento”.

 

Subir